sábado, 6 de octubre de 2012

punto cero, sobre el arcoiris, en el centro del universo, el creador.

desde el momento que preparas la ceremonia de entrada hasta que se termina el viaje.

en donde no existe nada mas que tu conciencia y tu alma, en donde ni de cuerpo ni de tiempo sabes, en donde solo hay un nivel con zonas de energia que vibra de diferentes colores, sabores, olores y texturas, sientes los ojos completamente extendidos por sobre la realidad, y en donde el viento te dice que todo tu cuerpo vive al rosarte con sus atomos, en donde la luz del sol te vuelve transparente y pacifico, amigable con la materia que te rodea y te observa, con los arboles con los animales, con las personas, con lo material y con lo espitirual, estas y no estaras ni estubiste, solo cuentas el numero de veces que soprendes.

porque cuando te decides hacer el bien y prendes tu mente inhalando la sabiduria de la vida exhalas la contaminacion de tu mente y cuerpo sanando las heridas del corazon y del alma, cuando te das cuenta de la diferencia entre estos dos mundos, lamentablemente la vida se hace mas critica pero por sobre eso la vida toma direccion fija, encuentras un objetivo que motiva y que hace caminar como el horizonte lo hace, la vida se llena de pasion por el solo hecho de ver por tan solo un par de sistematicos segundo la vida de una manera diferente, de una manera comoda y satisfecha en donde lo que no tienes y deseas algun dia llegara y el tiempo y la espera sera parte de una aventura y no de un calvario, la vida aqui en el sistema agoniza en los brazos de la vida en la tierra, tierra que nos llama a gritos a nosotros los sordos, y esta oportunidad te brinda la suerte de escuchar el ancestral grito del rito de la felicidad de la existencia inacavable del ser del alma y del cuerpo.

cuando en la sala de clases te cuentan todas esas mentiras o teorias de cientificos locos que dicen que tu y que todo lo que te rodea esta hecho de pequeñas particulas llamadas atomos y incredulo aprendes como si de una verdad se tratara y sin ninguna prueba que la refute, bueno la verdad de las cosas nadie la sabe pero de seguro, esos genios, al momento de inventar tal teoria estaban observando nuestro mundo desde una perspectiva diferente en donde con claridad se ve como cada forma material vibra por el movimiento de sus atomos, movidos por la energia interna que nos da el soplido del mundo entero.